• noviembre 30, 2022

    El “Live Shopping”, la revolución de comprar en streaming

    Feb 23, 2022

    Las compras por internet son cada vez más frecuentes, las cifras aumentan a diario y ya es una forma habitual de consumo para más de 20 millones de españoles, según el informe Equipamiento y uso de tecnologías de la información y comunicación en los hogares, publicado por el Instituto Nacional de Estadística. Cada semana, una de cada tres personas en España realiza alguna compra por internet y se gasta más de media destinando un presupuesto entre 50 € y 250 €. Este ascenso coincide con las cifras internacionales del e-commerce que sube generalizadamente en todo el mundo, con el continente asiático liderando el número de compras por persona con un 22 %, seguido de Estados Unidos con el 19 %, y Europa con un 18,5 %.

    Los hábitos de consumo en internet también están cambiando y revelan una mayor preocupación por el medio ambiente como se pone de manifiesto con el aumento de consultas y compras de productos más ecológicos en textil, alimentación, vehículos eléctricos, autoconsumo y tarifas de luz certificadas renovables.

    La principal razón para comprar por internet, según más del tercio de consumidores es el precio, ya que es frecuente que productos y servicios como cursos de formación virtual o seguros online, lleven asociadas tarifas más baratas. Por su parte, los que aún no se deciden a comprar por este medio alegan su desconocimiento de internet o la desconfianza en canales de pago seguros.

    Durante la pandemia las ventas en e-commerce batieron récords y con la desescalada los sectores que más demanda tienen son el turismo, en particular las reservas de alojamiento, vuelos y espectáculos de ocio, así como el hogar, tecnología y la moda. Lo cierto es que esta industria basada en las nuevas tecnologías evoluciona a un ritmo vertiginoso en comparación al resto y es difícil destacar entre el tsunami de novedades por lo que las estrategias de marketing y publicidad también están volviéndose más innovadoras y llamativas.

    Una de las últimas tendencias es el Live Shopping que está revolucionando la forma de vender y comprar moda por internet, uno de los sectores más demandados. Esta estrategia consiste en vender productos en “streaming” mediante transmisiones en directo que surgió en China en 2016 alcanzando el punto álgido durante el confinamiento en 2021 con un volumen de 260 billones en ventas y ahora empieza a popularizarse en Europa donde se espera cosechar cifras millonarias.

    La particularidad más significativa que ofrece este nuevo modelo de venta online es que convierte a los clientes en parte activa de la retransmisión, ya que tienen la posibilidad de interactuar en tiempo real con los anunciantes. De esta forma, el cliente obtiene una atención más humana y personalizada compensando ese déficit de los canales de internet, por lo que atrae también a un público de más edad. Otro de los puntos fuertes del Live Shopping es que aporta una experiencia de entretenimiento más allá de una simple compra.

    Las compañías Amazon y Alibaba que lideran el comercio electrónico tienen operativas sus plataformas live shopping a pleno rendimiento y grandes marcas de la moda y la cosmética, como Tommy Hilfiger, Sephora o Clinique ya se han estrenado en el live commerce ofreciendo sus primeros eventos en vivo, en todos los casos, consiguiendo niveles de audiencia desbordantes. Las redes sociales más populares son las últimas en sumarse a esta tendencia abriendo sus canales a este modelo de teletienda de última generación que va a dar mucho juego y beneficios.