• diciembre 1, 2021

¿Cómo elegir un sistema de calefacción auxiliar?

Sep 24, 2021

Disponer de un sistema de calefacción auxiliar es fundamental cuando comienzan las bajas temperaturas, sobre todo en aquellas viviendas que tienen un sistema de calefacción que no funciona de la forma más óptima posible. O bien , en aquellas zonas donde no suelen instalarse los sistemas de calefacción, como en el baño, y en zonas que no alcanza la calefacción principal.

Este tipo de calefacción complementa a la calefacción central del hogar, y pueden funcionar con distintos tipos de energía según la vivienda, como pueden ser: gas, petróleo, bioetanol o electricidad.

El diseño y dimensión de estos aparatos dependen de las necesidades en la vivienda y de la potencia que se necesita para lograr el confort en la zona en concreto de la vivienda.

Disponer de este tipo de aparatos en el hogar es frecuente en aquellas viviendas donde no se tiene un sistema de calefacción fijo. Y en caso de no disponer de un suministro eléctrico para este tipo de sistemas, siempre puede recurrirse al tipo de calefacción auxiliar de gas, o petróleo.

Tipos de calefacción auxiliar

Calefacción auxiliar eléctrica

Este tipo de calefacción es cada vez más común en las viviendas, sobre todo en aquellas que ya empiezan a prescindir del petróleo por intereses medioambientales.

Dentro del tipo de calefacción que funciona gracias a la conexión eléctrica en la vivienda, se pueden distinguir diferentes tipos de sistemas de calefacción auxiliar, como son:

  • Los radiadores de aceite, calefactores y de ventilador
  • Los radiadores de cerámica
  • Los paneles radiantes
  • Las chimeneas eléctricas
  • Toalleros eléctricos

Calefacción auxiliar de gas

En este tipo predominan los que funcionan por radiación. Las estufas catalíticas, por ejemplo, se utilizan principalmente en espacios de gran volumen.

Calefacción de gas por infrarrojos

El tipo de estufas de gas por infrarrojos son igual de voluminosas que las estufas de gas catalíticas. Pero son más estéticas y su funcionamiento trata de distribuir el gas a través de una briqueta de cerámica, de ese modo el calor que se ha generado se transmite por radiación y convección.

Calefacción de gas de llama azul

Esta es la menos frecuente de encontrar, la estufa de llama azul dispone de un quemador de acero inoxidable que transmite el calor por convección y radiación.

Calefacción auxiliar de queroseno o parafina

Los sistemas de calefacción auxiliar del tipo queroseno o parafina, son cada vez menos frecuentes en las viviendas, pues los residuos de la combustión de la estufa se liberan en el aire del lugar donde se encuentre. Se debe tener mucha prudencia como con las del gas butano.

¿Cómo puedo elegir el sistema de calefacción ideal para mi vivienda?

El sistema de calefacción que se debe comprar depende de diferentes factores, como en qué habitación la necesitas, para qué, e incluso el tamaño de la zona donde se va a ubicar el aparato.

En caso de querer situar el aparato calefactor auxiliar en el salon se recomiendan:

  • Radiador de aceite
  • Convertor
  • Panel radiante
  • Chimenea eléctrica
  • Estufas de queroseno o parafina
  • Radiador de gas
  • Chimeneas de bioetanol

Si se necesita el calefactor auxiliar en el dormitorio se recomiendan los diferentes aparatos:

  • Radiador de aceite
  • Convector
  • Panel radiante
  • Chimenea eléctrica
  • Chimenea de Bioetanol

Si se necesita el calefactor auxiliar en la cocina se recomiendan los diferentes aparatos:

  • Radiador de aceite
  • Convector

En caso de querer disponer de uno en el taller o garaje se recomiendan únicamente los radiadores de gas y la estufa de queroseno o parafina.

Las chimeneas de bioetanol no son recomendables en los dormitorios por la comodidad térmica, el olor y el rendimiento.